• mgomensoro

Por ti me obligo a vacunarme.

No voy a andar con vueltas para decirles como me siento, estoy angustiada. Las balas pegan cada vez más cerca y los números son cada vez más alarmantes. Estoy indignada, enojada con la realidad que nos toca vivir. Hace un año nos pasaba lo mismo, pero nos paralizamos sin chistar embargados más por el miedo a un virus desconocido, que, por la propia constatación, como estamos viviendo ahora, de que el virus desconocido mata y no discrimina.


856 muertos, que no conozco o que sí. Personas que se fueron solas, aisladas en un CTI sin más compañía que la entrega de médicos y enfermeros que se juegan su propia salud, física y mental para atendernos a todos. ¿Cuántos ejemplos escuchamos en estos tiempos, de alguno de ellos respondiendo un celular que suena al lado de un paciente en cuidados intermedios para informar a las familias, o tocando una guitarra para darles ánimo y contención?


Esta cuarentena, como la primera, nos exige auto regulación para poder frenar los contagios y bajar la tensión en los recursos sanitarios y humanos. Por favor hagamos los que pueden el esfuerzo, por los que NO PUEDEN PARAR.

Y por sobre todas las cosas vacúnense. Te pido que seas un embajador activo militante de la vacuna. En esta no cuestionemos, hagámosle caso a los que saben. A los Gonzalo Moratorio, a los expertos, a la ciencia.


En 2018 un brote insólito de casos de sarampión en EEUU, precisamente en dos barrios neoyorkinos, expusieron el riesgo de la propagación de las comunidades anti vacunas. Nos olvidamos del riesgo que implica una enfermedad de este tipo porque gracias a que existe una vacuna, esta, ya estaba casi que erradicada desde el año 2000.


Soy la principal promotora de cultivar individuos cuestionadores, pero no caigamos por ello en los brazos de las teorías conspirativas que en casos como este nos puede hasta autodestruir como raza. PORFAVOR. Y no, no me paga ni Sinovac, ni Pfizer ni el Ministerio de Salud Pública, esta editorial la escribo por mí y por ti, por nosotros.


Por volver a vivir como antes. Quiero volver a juntarme con mi familia toda y no en una burbuja, conocer a mis sobrinos que viven en Argentina y todavía no los pude ver, oler, abrazar. Visitar a mis viejitos, amigos, festejar cumpleaños como antes y volver a bailar.


Que se vuelva a la escuela y a la cancha y la montonera.

Al abrazo grupal en la grada, el pogo o el parque rodo entre conocidos y desconocidos.


QUIERO MARCHAS MULTITUDINARIAS, QUIERO LLAMADAS Y CARNAVAL


Quiero quemar el tapabocas y tirar el alcohol en gel a la mierda.

Pensa en los tuyos, en los que tenemos quizás seres queridos dentro de los 856 fallecidos, pensa en Andrés y en Alberto.


Hoy tenemos la oportunidad de elegir entre la vacuna o la enfermedad, vos ¿Qué vas a elegir?










2,807 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo