Positivimos Tóxico

Ayer me encontre con este concepto en Instagram y me encanto. 


Si, el pum para arriba, también puede ser contraproducente. Es más, el exceso del “ vamo arriba, todo bien”, me da tirria. Porque hay días que no , que no esta todo bien y que por el contrario,  necesitamos darnos de bomba contra el vidrio de la queja y las ganas de mandar todo al  demonio, o a quien engaño, a la mismísima  mierda. 

Existen esos dias que hay que dejarse vencer por los miedos y los pensamientos negativos.¿Faltara mucho para volver a la vida? ¿Cuando podre ver y abrazar a mis hijas que no están conmigo? ¿Se conseguirá trabajo a la vuelta? ¿Están siendo efectivas las clases online? ¿Y si de nuevo tiene que “permanecer en 2”? ¿Cómo va a seguir la enfermedad? ¿y si se enferma mi hermana? ¿Y si le pasa algo a mi marido? ¿ o a los dos, quien se queda con mis hijos? 


Todos tenemos un dia donde nos asaltan proyecciones apocalípticas, que nos exigen  abrir la puerta a nuestra parte más tremendista. Cuando me embarga ese lado turbio, yo elijo dejarlo correr. Lo dejo que me apreté la garganta con angustia, rabia y llanto contenido. Le doy permiso consciente para  plasmar en mi cabeza las escenas más abominables y trágicas que mi imaginación pueda elucubrar. 


No se si es sano o estoy apunto de caer por la cornisa de la demencia emocional, pero una vez escuche decir que para encontrar lo bueno y positivo, o prepararnos para un momento triste y difícil, nuestra inteligencia emocional nos provoca para obligarnos a reaccionar y ayudarnos a encontrar dentro de nosotros mismos las herramientas para encarar lo que vendrá, sea poco probable, probable o tal vez posible. 


Las herramientas están en ti. Aprendemos de nosotros mismos con cada cosa que nos toca vivir si prestamos atención a lo que deja en nuestra orilla El Pampero interno que cada uno lleva dentro.


Las tormentas propias que desatan nuestros miedos más profundos, se capitalizan cuando aprendemos a reconocerlos.  Y que venga lo que venga para bien o mal, solo ahi vas a reconocer  y encontrar las certezas y las fuerzas que no sabias que tenias, para tirar para arriba.




288 vistas