Amamantar en épocas de Covid-19

Son innumerables las dudas que nos genera a todos nosotros esta nueva normalidad impuesta por el coronavirus. 


Nuestro  estilo de vida, la forma en que nos relacionamos, las nuevas normas de conducta social y humana que se nos pide tener en cuenta incorporar. En esta línea también se incluye a todo el personal de salud. En las diferentes áreas de la prestación de servicios sanitarios y atención, se crean nuevas reglas, pautas y normas que se van delineando y descubriendo a medida que vamos conociendo a este nuevo enemigo común: Covid-19. 

Particularmente en la continua preparación e instrucción de los profesionales de la salud que hoy están en  “la trinchera” y son en definitiva a los que recurrimos cuando necesitamos que alguien pueda responder, orientar, guiar y contener.

Es por ello que la Facultad de Ciencias de La Salud de la Universidad Católica  junto a un equipo de  profesoras expertas en el tema de la lactancia con el objetivo de abordar temáticas claves en la promoción de la misma, realizaron un ateneo especial.  Como nos explica el Dr. Augusto Ferreira, Decano de la Facultad de Ciencias de La Salud de la UCU y Profesor Titular :

Esto es  algo que no debemos descuidar a pesar de los tiempos difíciles en los que vivimos y además de las dudas que puedan tener las madres, padres y personas que acompañan en los primeros cuidados del recién nacido y del bebé en general, surgen las innumerables dudas de los profesionales de la salud en como continuar con una práctica de tanto vínculo y proximidad física”.

El Dr. Ferreira nos cuenta que en esa línea, en el Ateneo,  las profesoras abordaron temas de alto interés, al igual que otras temáticas que se están tratando de hacer llegar a la gente;

pues estamos convencidos que los miedos y las incertidumbres pueden disminuir, en gran parte, brindando conocimiento de primera mano”.

El ateneo se llevó a cabo desde el Diploma de Lactancia Materna de la Facultad, cuya coordinadora es la Psicóloga y Profesora Nora d´Oliveira y que ya lleva 10 ediciones formando profesionales en la salud en es el tema. 

La propuesta quería lograr impactar en varios interesados en la temática: profesionales, madres, padres y para eso se implementó su realización de manera virtual y gratuita. Gracias  a ello se pudieron sumar al ateneo muchísimos interesados que juntos lograr un riquísimo intercambio para aportar al tema. Todo gracias a la coordinación y esfuerzo de la Prof. María José Briz, directora del Centro de Educación Continua de la UCU. 

La Profesora Briz nos cuenta que la particularidad de un ateneo es que se presenta como una instancia de capacitación sobre temas de interés en donde especialistas en diferentes áreas exponen sobre la materia y quienes participan puede evacuar sus dudas o dejar planteadas inquietudes. El público objetivo varía según la temática y puede ser muy diverso. 


En este momento, dada la situación de emergencia sanitaria, los temas de este tipo de actividades sin costo tienen como objetivo generar impacto social y brindar ayuda.


Este en particular, fue en el área de la salud, pero por ejemplo también hay otras propuestas con iguales características en la temática de la gestión de conflictos en diferentes ámbitos o en el cuidado de la salud mental; temas que revisten gran impacto dada la situación de aislamiento en la que nos encontramos.

Desde el Centro de Educación Continua se trabaja en la gestión de la actividad, pero el tema de la propuesta lo realiza el referente académico perteneciente a cada unidad académica, facultad o departamento de nuestra Universidad.

Para la coordinadora del Diploma de Lactancia Materna, la Psicóloga Nora D´oliveira,  la propuesta  de hacer un ateneo sobre la lactancia en particular se puso en la mesa buscando responder una demanda percibida tanto por las familias como por los equipos de salud. La Psic. D'oliveira ratifica la importancia  de realizar esta instancia ya que se estaban manejando diferentes versiones del manejo de la lactancia materna en el  contexto del COVID-19 por lo que se buscó brindar la última evidencia científica en relación al tema.


Principalmente hay que saber que hasta el momento, tanto las recomendaciones nacionales como internacionales indican no suspender la lactancia materna, tanto la madre esté asintomática o cursando la enfermedad. El virus no se transmite a través de la leche materna.


Los recaudos que hay que tener, nos explica D'Oliveira, es que hay que extremar los cuidados de higiene: lavarse las manos antes y después de tener contacto con el bebé, limpiar y desinfectar las superficies con las que ha estado en contacto y usar mascarilla al momento de amamantarlo. 

En ninguna situación, aunque la madre tenga Covid-19 positivo, NO se recomienda suspender la lactancia. Además de los cuidados ya mencionados, si la madre se sintiera mal, la primera opción es darle al bebé su propia leche extraída y que lo alimente otra persona, preferiblemente siempre la misma.

Dar de mamar es siempre lo más beneficioso, tanto por la protección que otorga al bebé como por la conexión que se establece entre la madre y el bebé, brindando calma y seguridad tan necesarias especialmente en estos momentos. Hay que agregar al cuidado de lavado de manos el uso del tapabocas. En cuanto a los nacimientos de bebés con Covid-19 que fueron pocos los diagnosticados en el mundo y la mayoría con  síntomas leves, aqui en Uruguay no se han presentado casos hasta el momento y tampoco  esta demostrado la transmisión vertical en recién nacidos de madres con Covid-19. 

Un capítulo aparte merece el personal profesional de la Salud. El Dr. Augusto Ferreira, nos habla  con orgullo que el personal de enfermería  quienes son hoy los que están en la  primera línea de atención y cuidados;

 "Desde la UCU estamos muy atentos a cómo se desarrolla la pandemia y su impacto en el país. En esa línea, colaboramos con brindarle a nuestros colegas y resto del equipo sanitario la última evidencia científica disponible, para facilitarles las buenas prácticas en la atención de paciente y en el cuidado de su propia salud. A su vez, somos integrantes activos del Plan Nacional de Capacitación de Enfermería ante COVID-19, impulsado por la Comisión Nacional de Enfermería, junto a la UCU, UdelaR y con el apoyo de la OPS/OMS en Uruguay.Hemos trabajado intensamente desde la Comisión Nacional de Enfermería junto al Ministro de Salud y junto al Dr. Giovanni Escalante, representante de la OPS/OMS en Uruguay y sus respectivos equipos. Además, como universidad tenemos un convenio de cooperación firmado con la OPS/OMS y, en ese marco, estamos desarrollando varios proyectos."

MG - ¿Desde su lugar, como un referente en el área de la salud pide específicamente que tengamos la capacidad de ver a la Pandemia de una forma integral, no tomando en cuenta solamente los aspectos biológicos  sino con un enfoque biopsicosocial, ¿ Lo entiende así todo el sistema de salud pública? 


AF - Siempre cuesta ver los fenómenos desde ópticas más integrales. Durante muchos años, en todos los sistemas ha primado la visión biologicista de la salud. Sin embargo, eso ha ido cambiando y hoy en día se tiene más presente un enfoque integral. Muestra de ello son las medidas que se han tomado en Uruguay que tienen enfoques sanitarios, pero también sociales y económicos.

Por otra parte, en el Plan Nacional de Capacitación de Enfermería ante COVID-19 estamos abordando temas biológicos y también de impacto social y psicológico.

Como universidad, siempre estamos atentos a ese enfoque biopsicosocial y humanizado de la salud de las personas. Eso es un sello institucional de la UCU.

MG-¿Y cuales deberían tenerse en cuenta en el personal de la salud, que son los más expuestos al virus y a todo los factores humanos que lo rodean?

AF-Nadie mejor que el que está en primera línea, sabe lo que estos significa. Yo tengo un profundo respeto por los colegas y demás integrantes del equipo de salud que están ahora en el lugar estratégico para brindar cuidados a los que lo necesitan.

Deben cuidarse y debemos cuidarlos. Es fundamental que usen los equipos de protección personal, es clave que se les brinden esos equipos. Es fundamental que cuiden su salud mental, es clave que hayan dispositivos de ayuda al personal de salud. Es fundamental que estén actualizados y bien capacitados, es clave que nosotros podamos trabajar para ellos, sistematizar la nueva evidencia científica y brindarles en capacitaciones accesibles y formando una red junto a ministerios, universidades y organismos internacionales. En eso estamos.

MG-¿Cuáles son las herramientas que como ciudadanos debemos tener en cuenta?

AF- Hay muchas líneas de ayuda y herramientas que se brindan día a día. El tema, en este mundo tan hipercomunicado, es que a veces es mucha información que la gente no logra procesar. También hay mucha información falsa que circula.

Nuestra recomendación es siempre a seguir los lineamientos ofrecidos por los organismos públicos y autorizados, como el MSP y la OPS y las universidades que estudian cuidadosamente estos temas.

Para hablar de medidas concretas, me centraría en 4:

Extremas las medidas de limpieza y desinfección.

Quedarse en casa todo lo que sea posible.

Estar atento a las necesidades psicoemocionales, no solo a las medidas básicas.

Hacer un uso responsable de los recursos, todos precisamos acceder para que todos podamos salir de esta situación.

Esta etapa no es un pozo oscuro, en el cual se va cayendo, es un túnel que hay que atravesar hasta encontrar la salida. Hay una salida.








122 vistas