30 días en otra vida

¿Cuántas veces soñaste con experimentar otro estilo de vida? Tener la oportunidad de cambiar radicalmente la rutina, las prioridades, el ritmo de las jornadas. Parar para tirar de vuelta y ver que sale. 



Seamos sinceros, son pocos los que se animan a hacer un giro de 180 grados y salir de la zona de confort, así porque sí. Generalmente tiene que ocurrir algo grande como para que ese punto de inflexión se atraviese en nuestro camino y le abra otra hoja de ruta, haya esta sido soñada o no. 


Y nos paso. Fuera de todo pronóstico nos convertimos en protagonistas y extras de una película de ciencia ficción. China primero y lejana, Italia fuera de control, España desprevenida y nosotros cerrando las puertas con tal de evitar  pasar de pandemia a pandemonio.


El viernes 13 de marzo el país paro y las vidas de muchos quedaron en suspenso o se vieron rápidamente afectadas. 

Y así sin pedir permiso, ni derecho a réplica, las clases se suspendieron por tiempo indefinido y mi  año, tal como lo había planeado, se desintegró bíblicamente, al séptimo día de arrancada la cuarentena cuando nos bajaron el programa hasta nuevo aviso. 


Nos descubrimos prendidos a la televisión, consumidos delante de los informativos, devorando cada conferencia de prensa para ver como seguimos e intentando entender como carajo llegamos a esto. Aprendimos  formas de encontrarnos a distancia con amigas y familia. Nos acostumbramos a agendar horas de gimnasia via zoom y vivos por Instagram, intentando llenar horas vacías y escapar del tedio que viene con el no tener que hacer nada. Para Todo es Coronavirus. En las redes, en los blogs, en el diario y en la conversación. Aunque tratemos siempre volvemos a la pandemia; (Le recomiendo Amigas Zoom).



Surgen las preguntas existenciales: ¿Como saldremos de esto?, ¿Cambiará el consumo? ¿Cuarentena obligatoria? ¿ La economía o la salud?¿Seguiremos siendo los mismos, o este golpe, como las grandes guerras, transformara y condicionara a una generación? 

Sin dudas hay un planteo de cambio que nos  proyecta a un mundo distinto pero no se si ese, sera mejor. 


 Suena exquisito y casi que “ a tiempo” este cambio de mentalidad humana para prevenir el  inminente catástrofe climático y la crisis humana en el que estábamos cayendo, antes del Covid-19”, pero la historia nos demuestra que tenemos poca memoria y que cuando las cosas se vuelven sencillas y simples, retomamos el ritmo, volvemos a lo mismo. 



De los que hoy se pregunta: ¿Qué va a hacer lo primero que vas a hacer después de que termine la cuarentena? o ¿Que aprendiste de vos mismo en esta cuarentena?


Solo unos pocos harán textualmente realidad su respuesta, se enfrentarán al  camino y se animaran a cambiar la hoja de ruta. 


384 vistas